Maldita noche


Esta noche no tengo idea de por qué vuelvo a este rincón. Mi cabeza está cansada, sola y revuelta, no entiende lo que quiere y tú la estás dañando un poco más. Tu frío ya me congeló las venas y el corazón, entonces ¿por qué no logro sacarte de mi cabeza? ¿por qué subes fotos en las que sigues luciendo perfecto y lejano? ¿por qué no me dices que pare, que me odias, que me vaya? ¿por qué no me dices nada?

Y juro que ya no más, que ya te voy a olvidar y no te olvido y lo peor es que sigo buscando y en todos quiero encontrarte a ti y eso está mal en tantos niveles. Porque ni siquiera te conozco, ni se si eres buena persona o le pegas a los perritos, nada se de ti, solo se que daría todo por levantarme todos lo días y ver tu cara junto a la mía en la cama.

Disculpa, todo esto parece loco y enfermo y en efecto lo es, así que me retiro a soñarte con la tranquilidad de que esto jamás lo habrás de leer.

3 segundos


Soy un ser extraño, confuso.

Me enamoro en 3 segundos,

en 3 segundos sigo siendo el más intenso,

el más insistente,

el más tonto.

Luego los chicos se cansan,

no me contestan

o me ghostean.

Y en otros 3 segundos ya los he olvidado.

Y a los 3 segundos, voy por el siguiente,

me vuelvo a enamorar perdido.

Me enamoro tan fácil,

solo necesito una cara bonita

y me desenamoro tan fácil,

solo necesito 3 segundos en que no me pongan atención.

Así que los 3 segundos que siguen,

los usaré para decir lo siento

y enamorarme una vez más.

También a la carne


Querías mi alma,

te la di,

querías mi cuerpo,

fue tuyo,

querías mi corazón,

lo hiciste pedazos,

ni hablamos de lo material,

que no puedo contar tanto.

Era tu show,

tu el titiritero,

yo la marioneta de cartón,

tú el mago

y yo en la caja te dejé partirme en mil pedazos,

que por cierto, nunca volviste a pegar.

Juraste no mentir,

lo hiciste,

juraste respetarme,

eso no lo hiciste,

le faltaste al respeto a mi corazón

y también a la carne.

Engaño


Hace rato que no estaba acá y vuelvo con la rabia ciega del desamor, del engaño

no se bien que quiero decir,

que quiero escupir,

que quiero gritar.

Tan solo vaciarme porque ni siquiera el adiós falso que nos dimos me sirvió de alivio,

porque sigues mintiendo y engañando

y el engaño no fue sexual,

que para la cantidad de mentiras que me dijiste,

también con la carne pudiste haberme engañado sin que lo supiera.

Pero ahora siento la sangre hirviendo,

se que ya no te amo,

no se si te odio,

odio lo que sigues haciendo,

que sigues engañando y mintiendo,

y que la gente sigue cayendo en tus brazos

y aunque haya quién me escuche también,

siento que hasta en la separación me has ganado,

no es una competencia por supuesto,

pero claramente yo he perdido.

Eres un maestro del engaño,

no te deseo mal,

te seguiré pensando y seguiré molesto escribiendo versos furiosos,

pero lo único que en verdad deseo,

es no volverte a ver en mi vida.

Viernes raro en sábado


Un leve error,

La clave del engaño,

Lo que llega no reemplaza el pasado,

Quien ya estuvo roza la belleza,

Quién aparece interés y ligereza,

Enseñar es un reto,

Pero no puedo perder presentes por probabilidades

Y el riesgo está en el aire.

Pero la extrañeza también.

Los tiempos cambian,

Pero mejor no tentar a la suerte,

Aunque en la cotidianidad se esté perdiendo algo.

La suerte de mi lado


Me duele la cabeza,

fue una noche larga,

ahora solo ansío sus besos,

extraño su piel, sus abrazos, su sexo.

Vamos comenzando el viaje,

pero va bien,

cuando sabes que lo extrañas aunque recién lo viste

es una señal de que han pasado los tres meses de prueba

y el cariño sigue vivo

y se siente bien.

Quiero sus ojos,

adoro su pelo,

quizá por esta ocasión,

la suerte si está de mi lado.

Noche de Julio para extrañar


Un par de días sin verte y extrañarte se vuelve mi hábito,

Extrañar tus ojos, extrañar tus labios.

¡Qué bien se siente estar en tus brazos!

Y después de tanto tiempo solo,

Tu cariño lo doy por sentado,

No debería ser así

Y entender que soy afortunado.

Te quiero cariño

Y aunque a veces no te entiendo,

Me esfuerzo por lograrlo,

Mañana veré tu sonrisa

Y me derretiré en tus brazos

Y no entenderte pasará a segundo plano.

Ingenuo


Te quiero dedicar todas mis palabras a ti,

ahora te dedico todos mis besos y todo mi cariño,

pero quiero darte siempre más,

entregar mi cuerpo a tu juventud,

se que parezco ingenuo

y lo soy.

Y es que contigo no importa si soy ingenuo,

mi candidez responde a tu amor por mi,

eres hermoso mi muchacho,

esta noche en mi viaje astral iré a tu cama

y te daré un beso en la mejilla,

espéralo y duerme en paz.

No soy ingenuo,

estoy enamorado de verdad.

Ya nos tocaba


Estabas otra vez recostado contra mi pecho,

después de otra ocasión de jugar con tu cabello,

con tus labios, con todo tu ser.

Otra vez te vi cerrar los ojos mientras me besabas,

no se si es la excitación o que es lo que pasa por tu cabeza mientras me besas que simplemente no los puedes abrir,

muchas de tus formas y de tus ideas aún se me escapan,

sigo sin entenderte mucho pero aún así te quiero.

Confías en mi,

me consultas y tus triunfos me los adjudicas a mi,

me haces sentirme honrado y sonrojado,

porque eres joven y lindo

y mi ser duda tus razones

¿Por qué me quieres?

¿Por qué me elegiste?

Mil dudas me nacen a cada momento,

a veces las pienso y en ocasiones prefiero olvidarlas

y aunque este amor pueda no durar para siempre,

que dure lo que dure,

el tiempo ya sea largo o ya sea corto,

lo vamos a disfrutar,

porque después de tanto sufrir,

ya nos tocaba.

Sin embargo


Yo no se soñar,

me acuesto todas las noches y después de 5 o 6 horas dormido me levanto en blanco, descansado

y sin embargo,

te sueño.

Yo me la paso estresado y preocupado,

día y noche,

que si el trabajo, que si la familia,

que si lo hice mal o bien,

que si necesito cambiar,

mi mente siempre ocupada

y sin embargo,

te pienso.

Yo odio las impuntualidades,

me canso de esperar y de que no lleguen a tiempo

y sin embargo

a ti siempre te espero.

Me encantan tus ojos,

me encantan tus meditaciones,

me encanta tu sexo,

me encanta tu forma de ser y de pensar,

me encanta tu sonrisa

y me encanta tu gusto musical

y sin embargo lo que me gusta más es quién soy cuando estoy contigo.

Ayer te dije Te Quiero


Ayer te dije Te Quiero por primera vez,

como un desliz, como un suspiro, como una pluma en el viento.

Ayer te dije Te Quiero y lo necesitaba,

necesita poner en palabras el cariño,

los abrazos, las ternuras, los besos y las caricias,

poner en palabras el desesperar de la espera,

la necesidad de compartir la cama contigo,

de compartir las canciones, la mesa y los halagos.

Ayer te dije Te Quiero sin pensarlo,

pero no sin sentirlo,

Te Quiero un poco,

pero te voy queriendo,

me estás ganando y no es una batalla,

eres tan lindo, que es fácil.

Y tengo dudas todavía,

tantos años de malos tratos no me hacen un objetivo fácil,

pero al menos por hoy, creo que no tengo duda de lo que dije ayer,

porque por hoy, al menos hoy, Te Quiero.

Entra conmigo


Aún no se procesar lo que pasó anoche,

una suma de urgencias sin duda,

tu piel, la mía,

tus labios en los míos,

tanta rabia contenida, tanta soledad,

todo junto en una bomba eléctrica,

espasmos, gritos, gruñidos, rasguños, jalones y abrazos,

tanta fuerza y tanto cariño conjunto,

no puedo resumir que pasó en esa cama tan cerca del paraíso y del infierno,

en esas sábanas encendidas en fuego

y en esa regadera con el agua corriendo como ríos que estaban listos para romper una presa.

Hoy me duele el cuerpo,

las marcas de una pasión torpe y desenfrenada están ahí,

tu también estás en esencia,

porque por primera vez en mi vida puedo entender que esto no fue de una noche

y aunque mis dudas, mis miedos y mi mente no me dejan asegurar que será un romance largo,

por lo menos eres el primero que vale la pena dejar entrar.

Entra conmigo querido

y veremos que sigue después.

Aún no te puedo llamar cariño


Aún no te puedo llamar cariño,

no quiero parecer tan ingenuo, tan necesitado, tan yo,

pero ya extraño tus brazos rodeándome,

y tu cintura entre los míos;

ya extraño tus labios urgentes,

que me beses con los ojos cerrados,

que yo mantenga los míos abiertos para ver tu expresión,

tu deseo, tus dudas.

Tienes un olor distinto,

pero ya me llama por las noches

y te lo juro que extraño verte temblar,

en esa rara combinación entre nervios y urgencia,

que después de un rato mi voz y mis abrazos terminan por calmar.

No pretendo llamarte cariño pronto,

mis dudas y mis pasados me atormentan,

todas las veces que nacieron las esperanzas y las mató el dolor,

las mató el olvido,

esos fantasmas aún no se han ido,

ni el fantasma de las diferencias,

la edad no debería ser un problema,

pero lo es,

los objetivos son distintos,

pero hay algo que me mueve a seguir,

pues creo ver una llama encendida,

habrá que ver cuanto tiempo la podremos mantener así,

por los pleitos entre la pasión y la conciencia,

de la novedad contra la costumbre,

de tu juventud y mi resistencia.

Habrá que ver mil cosas,

pero por hoy,

al menos por hoy,

creo que seguiré adelante.

Intentarlo de nuevo


¿Cómo me explico algo que ni yo entiendo?

Yo ya me había rendido,

estaba muy cansado.

Y después de tanto tiempo alguien me habla,

me responde,

me invita y le llamo la atención,

suena a algo común.

No es normal para mi.

Yo siempre carecí de esas oportunidades,

siempre creí que algo estaba muy mal conmigo

y aún lo creo por momentos

¿Pero qué?

¿Y por qué llegó ese chico?

¿Por qué tan pequeño?

¿Por qué tan distinto?

¿Y ahora que hago yo?

Mil preguntas,

pocas respuestas,

me dejaré llevar,

empezaré de nuevo

y si se vuelve a romper mi corazón en mil pedazos,

recuérdenme no intentarlo de nuevo.

Círculos insondables


A veces cuesta tanto tratar de encajar que me pregunto

¿Y para qué quiero encajar?

¿Qué me gano?

¿Que validez me da?

Y sin embargo sigo intentando encajar,

encajar con personas que no me ven como su par,

que no les agrado,

que no me quieren y no me querrán jamás

¿Para qué?

Se me acumulan las preguntas,

los motivos incoherentes,

las motivaciones perdidas,

se amontonan los corazones rotos,

los dolores en el alma,

los pesares sin sentido.

Debo parar aunque no sepa como,

debo parar aunque crea que esto me va a llevar a estar solo,

al cabo que más da si solo ya estoy.

Escaparé de a poco,

sin dejar espacio a que me vayan a extrañar,

al cabo será falso,

como todo lo demás.

Mañana pido templanza,

pido serenidad,

lo intentaré de nuevo,

huir una vez más.