El soñador no duerme


Esta noche el soñador no va a la cama, ni el té de tila, ni la almohada mullida, ni la leche caliente le llevarán a ese país al que recurre cuando el mundo se pone mal. Yo le pido que duerma y él no desea escucharme, una preocupación se ha clavado profundo en su corazón y en su mente, su amor verdadero le ha dicho que algo anda mal y como suelen hacerlo varias damas de esta vida, nunca atinó a decirle que pudo haber pasado que le haya hecho molestar. El buen soñador, que en otros momentos recurriría a la cama para resolver este dilema, hoy no puede dormir, se ha pasado rascando en sus recuerdos, preguntándose a sí mismo ¿qué error tan fatal he cometido? ¿cómo pedir perdón si no sé que he hecho? ¿sé irá lejos de mí? ¿tendré que volver a llorar, volver a sufrir? Y yo al escucharle uso palabras alentadoras para calmarle, pero su alma no encontrará calma, al menos no por esta noche, no hasta que le vea, no hasta qué ella le desvele que ha pasado, en qué ha tropezado y si hay alguna solución, mientras tanto, los sueños tendrán que esperar, el calor se apoderará de su espalda esta noche y con los ojos abiertos afrontará la oscuridad de una noche que aunque queme, el sudor que recorre la piel del fiel soñador, es frío, como frío se ve su futuro si lo tiene que afrontar en soledad.

¡Buenas noches soñador! Cierra los ojos si puedes y espera a que mañana sea mejor.

Anuncios

Autor: hectorimbo

Buena pregunta

2 comentarios en “El soñador no duerme”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s