No sé que hacer


Y llegó algo que yo creía improbable,

me volvió a escribir,

me volvió a buscar,

no en persona,

en unos textos cortos y casi impersonales.

Y eso prueba lo idiota que estoy,

ávido de algo,

ávido de sentir,

corrí a contestar

y dejé de ser lo que había sido los últimos días,

que fui seco y obstinado,

volví a escribir con elocuencia y detalle,

volví a preguntar ¿Cómo estás?

Parece insignificante,

pero para un solitario como yo esto es una tormenta que me nubla razón,

precisamente en un sábado como hoy en el que nadie ha recordado que vivo y respiro

y nadie me ha invitado a salir ni a tomar el sol,

en un día como hoy,

que mis planes serán tomar café, ir al cine, comer y tomar unas fotos,

todas estas actividades con la única compañía que mi sombra puede proporcionar,

con esta soledad que me quiere matar

o que es celosa y no me permite encontrar compañía,

en esos momentos me vuelve a escribir

y no sé que hacer.

Con su recuerdo,

con su pequeña y aún breve intervención,

con mi necesidad,

con mi locura,

con mi depresión,

con mi soledad,

no sé que hacer.

Anuncios

Autor: hectorimbo

Buena pregunta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s