El camaleón que no quería serlo


En la sabana sub-sahariana vivía un Camaleón que no quería serlo.

Se paseaba por la arena y se tornaba rojizo, de subía a las piedras y se volvía gris, al recorrer los arbustos verdes era su color y en la noche negra, su piel mutaba al más negro de los tonos.

Todos lo admiraban y le envidiaban, ¡qué habilidoso era! -decían, ¡quisiera ser como él! -murmuraban.

Pero el camaleón vivía en soledad y en su soledad se lamentaba de no ser como los demás, de que nunca lo veían, de que se perdía entre las cosas y que gracias a eso nunca podría amar.

Al paso del tiempo, la razón fue del camaleón, murió en soledad, nadie lo extrañó, a lo más se preguntaban de su paradero y ellos mismos se contestaban, ‘déjalo, no pasa nada, igual está camuflado detrás de una piedra, si lo ves mañana, lo saludas de mi parte’.

Anuncios

Autor: hectorimbo

Buena pregunta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s