Solo en el cine


Esta es la cuarta vez que vengo solo al cine este año,

no es un verso poético,

es la simple verdad.

Han de pensar,

¿Qué clase de persona tienes que ser para no encontrar alguien que vaya al cine contigo?

¿Por qué no lo ves en Netflix?

No lo se,

cada día estoy más solo

y el cine y la literatura son mis escapatorias a la realidad.

Y hoy no es poesía,

es mi triste verdad.

Anuncios

Humo (v.inf)


Humo en las paredes hace llorar mis ojos

¿Por qué insistes en quemar esta ciudad?

Si lo que quieres es borrar mi recuerdo,

quema las cartas,

quema mis fotografias,

quema tus ideas,

pero no quemes el cerro,

no quemes el bosque,

no quemes mi ciudad.

Las llamas se ven un poco,

pero el humo se extiende por doquier,

gargantas secas,

ojos llorosos,

todo por odio,

todo por avaricia,

todo por no saber que hacer, que sentir, que pensar, como actuar.

Mi pecho arde de dolor,

el humo se acumula ahí también,

mañana lloraremos las cenizas,

serán la única huella,

cuando quieras buscar el bosque,

te pintarás de negro.

Divagaciones del 18 de Abril del 2017


Le tengo miedo a las sillas eléctricas,

pero eso no les quita su atractivo.

Mi sombra me habla por las noches,

dice que así es más fácil que la confunda con mi conciencia.

Mis uñas me han dolido desde la semana pasada

¿será porque las corté a la luz de un cuarto menguante?

Los calcetines se pierden en la noche

y encuentran su alma gemela camino al mar.

He pensado en volver a usar lentes,

para amplificar mi vista y dejar de ver a los demás como quiero que me vean a mi.

Le falta un árbitro sacerdote a mi corazón,

para que le expulse los demonios.

Necesito una regla que mida lo que escribo,

en ocasiones son puros disparates.

En ocasiones mi vida es un disparate

y la tuya también lo es

y si en ese margen de anormalidad podemos encontrar algo en común,

pues a la mierda con lo que el mundo considera normal,

al cabo lo normal siempre fue lo más difícil con fachada de simple.

Destino de carrerera


Manejando esta noche la vista cambia,

los ojos parpadean más.

¿Ciento treinta kilometros por hora?

¡Qué importa si es un poco más!

Las curvas se pasan igual,

cerradas o sinuosas,

la emoción se siente aún más, 

es una de las medicinas para matar este aburrimiento,

es lo necesario para enfrentar el entumecimiento.

Aire acondicionado,

las luces de los faros,

las canciones elegidas para pasar el rato,

es la mezcla para continuar andando,

pasar otro pueblo,

alcanzar otro carro.

Veo hombres trabajando en las carreteras por la noche

¿Qué pecado están expiando?

La neblina domina la ruta

y veo otro carro parado en el andén,

no paro,

nunca paro,

nunca lo consideré necesario,

espero que alguien si pare cuando yo esté en un apuro,

así de egoístas somos en el mundo.

¿Ya voy a ciento cuarenta?

El aire entra por la ventana,

la luz de otros carros afecta mi vista que no es la misma que hace diez años.

Sigo avanzando,

tiendas y gasolineras por los caminos,

extraños que nos topamos en los baños,

el café para seguir

y otro disco para cantar.

Ya veo el amanecer atravesando el parabrisas

¿Tiempo para parar?

Cuando llegue a ese lugar, 

el sueño me decía que cuando lo viera iba a saber que ese era mi destino.

Y aún persigo algún destino.

De aquí para allá


Y si no duermo

¿Cómo despierto?

Si no sueño

¿Cómo es que tengo pesadillas?

Y si no veo el día 

¿Cómo extrañaré la noche?

Si no caigo

¿Aún podré lavantarme?

Si no pregunto

¿Cómo obtendré respuestas?

Hay tantas cosas buenas que nos llegan después de padecer,

pero a veces nos cansamos de esperar.

En ocasiones es que ya esperamos mucho.

Mañana no es una apuesta segura


Nos creamos símbolos y ficciones,

la realidad no nos basta.

No sabemos que hacer con los minutos,

no sabemos que hacer con la vida,

nos la pasamos planeando,

esquematizando y dando pasos por adelantado,

comprando tickets para eventos dentro de un año,

nos la pasamos soñando,

¿En qué momento empezaremos a vivir?

Hey, abran los ojos,

la vida es hoy,

el momento es ahora,

vívelo hoy,

mañana no es una apuesta segura.