Un lugar mejor


La noche de un domingo,

ese enemigo mortal para los solitarios,

precede al lunes, a la rutina,

a ese seguir funcionando como máquina,

con la idea difusa de hacer algo,

de vivir algo,

de vivir en un error,

porque esa clase de vida sin propósito,

es más bien seguir la corriente,

respirar, comer, dormir,

como robot,

como zombie,

no vivir, en si solo no morir.

Me han dicho que necesito algo más,

se que si,

pero ¿dónde está?

¿en dónde se forma uno para encontrar significado, vida, destino, realidad?

Falta amor,

aunque parezca negado, vetado, inalcanzable,

falta todo,

a veces, incluso me falto yo.

Pero hay que seguir,

tal vez no mañana,

pero antes de perecer,

encontrar una puerta para un lugar mejor.

Anuncios

What is love?


I asked the sea what is love about?
He told me it’s the strenght that moves the earth.
I asked the moon what is love about?
She told me is the Sun staring at her face.
I asked Cupid what is love about?
He told me it’s a couple laughing about evetything.
I asked the heart what is love about?
He told me that is my silly smile reflecting in your glasses.

Pequeñas cosas


Y respirar de nuevo

y apreciar el aroma de la tierra mojada en mi ciudad,

placeres cortos,

placeres tontos y reales.

 

Cenar con un amigo,

comer una nieve,

manejar con música sin rumbo

y no tener que pensar,

son buenas costumbres en un mundo frenético,

cuando el ritmo rebasa el latido de nuestro corazón.

 

Mañana volverá el sol,

mañana volverá el estrés,

pero por esta noche,

por esta noche bailaré con la luz de la luna y la brisa del mar.

Soñar despierto


Soñar despierto es el oasis del que no se quiere escapar,

un reflejo,

una imagen,

un autoengaño premeditado.

Sueñas el beso,

la caricia,

la pasión.

Sueñas el mensaje,

la sonrisa,

el amor.

Y llega la realidad,

sin piedad,

envidiosa y sin conciencia

y te dice que no,

que no pasará.

Le ves en persona,

le quieres obviamente, le quieres,

pero no le puedes hablar,

te congela,

te aterra el rechazo,

te duele la incertidumbre,

te mata que hable de amor por alguien más,

alguien que no eres tú

y que probablemente nunca lo serás.

Llega el vacío,

llega el desconsuelo,

llega la soledad,

todos a tiempo,

todos presentes,

todos sin poderlos dejar atrás.

Y es un nuevo día

y te sacudes el dolor y la tristeza

y comienzas a soñar despierto,

no me traigan café esta tarde,

así estoy bien.

Soneto solo


Sigue calando hondo la soledad,

la compañía se ha vuelto rara

y me aferro a esta terquedad,

golpeado por un insomnio que no para.

Vivo atesorando esta ingenuidad,

de que el amor un día me cegará,

pero me golpea la ridícula verdad,

al no poder ver milagros a la cara.

Yo no pedí ninguna vez crecer,

ser adulto me ha costado mucho,

me llena a diario de desaliento.

Esperaría un día entre nubes desaparecer,

porque ya no sé contra que lucho

y así en estar feliz en el firmamento.

Turbulencias nocturnas


Todo sabe a una tragedia anunciada,

ese regusto a sangre en la boca,

esos pies fríos y la falta de aire.

ese corazón apachurrado y la tos que no se va.

El aire está cargado de electricidad y el horizonte lleno de incertidumbre.

Quisiera cambiar el rumbo,

pero yo no voy al volante,

hoy todo se ve tan difícil,

desde las labores diarias,

la salud frágil de la familia,

el corazón como siempre solo,

corriendo como siempre también tras las sombras de lo que no fue y lo que no será.

Hoy estoy viviendo por vivir,

como diría Roberto Carlos, el favorito de mamá.

Hoy sigo la inercia,

lo demás está de más.