Mío


Soñar despierto para paliar el insomnio,

cada trazo de piel,

cada músculo,

todo en la memoria,

como la reproducción de la foto, del vídeo

y en la mente todo se vuelve tan real.

La pasión,

el deseo,

al menos en ese recóndito mundo imaginario son reales,

aunque no te pueda tocar,

aunque no me contestes,

en mi mente,

eres mío.

Anuncios

Vórtices


He entrado en un extraño vórtice,

creo que me he vuelto bipolar,

si no es que un poco loco,

doy vueltas y camino por las paredes,

ya no me puedo concentrar

y de tanto soñar despierto en las noches no me puedo dormir.

Pienso en los extraños sucesos que me han pasado últimamente,

como la vez que decidí huir sin mirar atrás

y que de repente un insólito vórtice me trajo de nuevo al lugar donde empecé

y en lugar de correr me rendí,

para correr debería tener condición

y hace tiempo que el aire no me da ni para caminar.

Cansancios sucedidos por extraños momentos de hiperactividad,

locura queriendo ser racionalizada hasta el extremo,

no me entiendo ni por un segundo

¿Cómo podría entenderme alguien más?

Y estás ahí, como un ave rara en medio de la selva,

y estoy acá como un muy poco cuerdo cazador que perdió la brújula,

que ha perdido un poco la orientación,

pues me cuesta distinguir lo que quiero y lo que no.

Me has ayudado un poco,

especiando mi locura con incertidumbre y espera,

pero cuando estás a mi lado,

solo tu sonrisa me sirve para continuar y en la mañana poderme levantar,

pero hoy estás y mañana no

y ya no sé que hacer conmigo mismo,

saltar a un vórtice que me lleve a otra dimensión,

una en que no sea necesario pensar ni sentir,

sólo dejarse llevar.

Descifrando la vida


Algo en este universo se está empeñando en hacerme perder la cabeza,

aunque probablemente la cabeza ya la he perdido.

Un día me convierte en un ser desdichado,

me llena de soledad

y no me deja ver la luz del sol,

por más que lo intento, no puedo dejar de llorar.

Al siguiente día me llena de amor,

de muestras de afecto y personas lindas,

me arropa con cariño

y me sacude las más profundas tristezas.

El destino se empeña en convertirme en bipolar,

pero no se si lo logre,

ha logrado volverme loco y desconfiado,

pero a veces pone la música que me hace bailar y no parar,

a veces el mundo quiere verme arder

y en otras me llena de paz.

No te entiendo mundo, vida, destino.

Pero seguiré tratando de descifrarles igual…

 

**La imagen no es mía, la obtuve de Internet.

Aunque sea solo un día


¿Por qué sigo haciéndolo?

¿Por qué le sigo hablando?

Su belleza es inegable

y me ha prendido un poco es verdad,

pero siempre soy yo el primero,

solo a mi me interesa,

si no le hablo más ni notará mi ausencia,

no sabrá que me morderé los labios cada vez que quiera hablarle pero que la razón me convenza de no hacerlo,

no se enterará de mis noches de insomnio pensando en su cara,

nunca sabrá que le sueño de noche y sobre todo de día.

Y aunque me encanta, me pregunto

¿qué no tengo amor propio?

¿o qué es lo que me pasa?

Pero se que es lo que me pasa,

llevo tanto tiempo lámiendome las heridas de la soledad,

hace tanto que la única piel que toco es la mía,

hace tanto que este corazón está vacío

y aunque una parte de mi es huraña y ya no lo quiere intentar,

aunque esa parte este cansada de tantos fracasos,

este cansada de caerse y volverse a levantar,

hay otra parte de mi que no tiene orgullo,

que mendiga amor,

que da el corazón a cambio de una caricia,

que entrega el alma a cambio de un simple saludo,

que por un beso perdería la cabeza;

esa parte de mi huérfana de amor está tan cansada de esta soledad,

no sé como le hago,

la verdad no se como no he parado,

levantarse en la mañana sin motivos,

vivir solo porque se respira no es vida,

es un sufrimiento.

No creo que deba estar toda la vida solo,

no creo que merezca toda la soledad y todo el llanto,

creo que merezco que me quieran,

aunque sea un poco.

Aunque sea solo un día.

Turbulencias nocturnas


Todo sabe a una tragedia anunciada,

ese regusto a sangre en la boca,

esos pies fríos y la falta de aire.

ese corazón apachurrado y la tos que no se va.

El aire está cargado de electricidad y el horizonte lleno de incertidumbre.

Quisiera cambiar el rumbo,

pero yo no voy al volante,

hoy todo se ve tan difícil,

desde las labores diarias,

la salud frágil de la familia,

el corazón como siempre solo,

corriendo como siempre también tras las sombras de lo que no fue y lo que no será.

Hoy estoy viviendo por vivir,

como diría Roberto Carlos, el favorito de mamá.

Hoy sigo la inercia,

lo demás está de más.

29/Ene/2018


Tengo los ojos cansados,

las ojeras adornando del todo mi cara,

creo sentir las venas resaltando de color carmín el blanco de mi pupila.

Las vi ayer también cansadas a ellas dos,

a dos de mis viejas,

de esos mármoles idealizados que no esperaba ver tan cansadas un día

y menos que ese día fuera el mismo para ambas.

A veces no entiendo nada del destino,

no entiendo el rumbo de la vida,

no entiendo que le debemos que nos cobra con recargos,

dudo de las fuerzas que nos mueven y espero cerrar los ojos y al abrirlos, sólo estar soñando.

Qué fácil sería que todo fuera un sueño,

incluso la vida,

incluso los problemas.

Pero la vida no es un sueño,

es mucho más complicado

y dudo que alguien se atreva a resolver este enigma de pequeñito humano que aún no entiende la inmensidad de su existencia

y que aunque todo sea inmenso,

lo único inmensamente real y sensato sea está esta soledad.