Believe…


No se que opinen ustedes, mis escasos, casi nulos lectores, pero yo digo que creer, es algo que cuesta mucho trabajo, es díficil creer, aunque haya gentes que por el contrario creen cualquier cosa. Yo por mi parte me centraré en los problemas que nos causa en creer en ciertas cosas.

Creer en Dios le cuesta a millones de personas en este mundo, personas que no tienen respuestas a ciertas cosas, que se las cuestionan y que después de buscar sin encontrar nada, dicen que es algo que alguna explicación lógica ha de tener, cualquier cosa que no tenga que ver con un ser superior, que pudo haber creado al mundo y que sigue metiendo la mano en este mundo, haciendo cosas sin una explicación, pero que suceden.

Otra cosa que nos cuesta creer es en las personas, hay miles de personas en el mundo que son sinceras y que podemos ciertamente confiar en ellas, pero no, decidimos desconfiar, otorgarnos el beneficio de la duda, encontrar un defecto en el 300% de las cosas que hacen, creer que las hacen por una razón mayor a la mera amistad o simpatía, creer que cada cosa que estas personas hacen forma parte de un elaborado plan para perjudicarlas, que aunque sientan amor por ellas tarde o temprano terminarán engañandolas entonces no hay que confiar nadita en ellas. Esto es una tontería, aunque lo dudemos hay personas que aun son buenas en este mundo y que nos tienen la mano para ayudarnos, no para undirnos más, pero como dicen si la mula es arisca, es porque así la hicieron.

Tampoco creemos en los cambios, ni siquiera en la idea del cambio, los cambios los asustan o los alteran y a veces aun viéndolos patentes insisten en que no ha cambiado nada, cuando una persona cambia dicen que sólo es fachada, cuando cambia una institución dicen que de todos modos es lo mismo (muchas veces si lo es), si se mudan dicen que el cambio no afecta en nada las cosas y asi siguen peleando contra todo tipo de cambio, los ven todos malos.

Asi que como es malo ser credulos de todo lo que pasa, de la televisión y las noticias y de las cosas por el estilo, también es igual de perjudicial ser totalmente neuróticos incredulos, crean en algo aunque sea en que el mundo aun es plano, pero crean

Anuncios

El internet es un arma de destrucción masiva


No se a que hora aparezca que puse este artículo, pero realmente van a ser las 4 de la mañana, me la he pasado bajando canciones y jugando pacman y damas inglesas en esta cosita llamada computadora por 4 horas sin parar, asi que esto me lleva a pensar que el internet en realidad es un arma de destrucción masiva.

La primera cosa que nos hace es esto, desvelarnos, cuando en verdad el sueño es una de las cosas más escenciales, pero no no no, ahi vamos a ver que demonios hay en la computadora, las personas en el messenger, los videos en youtube sobre la muerte de Hussain o del Cazador de Cocodrilos, ver quien me dejó un comment en myspace o quien sabe que otros medios similares, como hi5, facebook y sabe que más; nos pasamos horas checando correos, leyendo y reenviando cartas cadenas y viendo los videos o las fotos más asombrosas de no se que año. Asi que las pocas neuronas que podamos llegar a tener se esfuman rápidamente con cada desvelada y luego nos quejamos del Alzhaimer.

Por si fuera poco hay gente tonta de muchos años de edad, que no sabe usar estas cosas y se ponen a engañar a sus parejas por internet como si persona al otro lado de la computadora fuera real, pero esa gente con problemas no sabe distinguir la realidad de la ficción (caso triste que vi curiosamente proyectado en una excelente película hace unos días, chequenla se llama “Little Children”, con la excelente actuación de mi actriz favorita Kate Winslett); y al final de cuenta terminan arruinando sus relaciones y hasta sus vidas.

Las compras por internet ni se diga, estafa tras estafa, tarjetas de crédito infladas, sobregiradas, depósitos para que te lleguen las cosas y que te lleguen mal o jamás siquiera llegues a verlas. Gracias a que mi cabeza funciona un poco todavía nunca he realizado compras en internet en e-bay o cosas por el estilo, espero no tener la necesidad de hacerlo, ni de antojarmele a un wey para que me estafe.

Hay más porquerías en internet y cosas que hace la gente, como atascarse de pornografía, bajar peliculas y canciones, platicar con personas de sabe que parte del mundo que jamás llegaremos a conocer, cosas sin sentido que sólo nos perjudican mental y físicamente y luego decimos que estamos estresados y que estamos agotados.

Asi que no sean como yo, consiganse una vida y si el reloj marca las 4 de la mañana, mejor esten dormidos o de fiesta, no en la computadora. Ciao.

Jeremy spoke in class today


Si conocen a Pearl Jam, saben que el título de mi blog va muy relacionado al tema del que mi blog trata el día de hoy, si no me van a decir que estoy loco. Sin importarme una cosa o la otra les diré que mi blog trata sobre una situación dificil, una verdadera crisis existencial, una demencia, una depresión, un dolor insoportable o cualquier cosa que lleve a un final alterno y desdichado de esta vida, es decir el suicidio.

Para entrar en calor, les menciono que la canción “Jeremy” de Pearl Jam, está basada en un hecho verídico, sobreun niño llamado Jeremy Wade Delle, tenía 15 años, allá por 1991, cuando un 8 de enero a eso de las 9:45 de la mañana, en su escuela en Richardson, Texas, decide darse un balazo en la boca en frente de todo el salón. Un chico descrito como callado, reservado, con problemas de depresión, con padres superficiales y materialistas que no le hacían caso, no encontró otra manera de llamar la atención, de hablar como dice la canción, que matándose en frente de todo su salón.

Yo en verdad no creo en el suicidio como una solución a nuestros problemas, es más muchas veces aunque es una cosa que se hace con exceso de valentía o de estupidez, siento que es una salida cobarde, para no afrontar todos los problemas y situaciones que oriillan a las personas a un estado o situación que de algún modo o de otro debe ser peor que la muerte.

Creo en verdad que las personas que se suicidan, de un modo o de otro, están muy perjudicadas de sus capacidades mentales, en pocos caso pueden estar ebrios o drogados, tristementente en la mayoría de los casos, como en el de Jeremy, estan perturbados, esquizofrénicos, en un estado de depresión muy severo, bastante locos o de plano con su mente ahogada y cerrada por los problemas que no encuentran una solución a nada en su vida.

Por extraño que parezca, recuerdo que tuve un tiempo un espacio de los de MSN, y recuerdo que navegando por los espacios de otras personas entré en un espacio de un chavo, que llevaba 5 cartas suicidas despidiéndose de toda su gente; yo desesperado le escribí varios mensajes, diciéndole que reconsiderara su situación, que la vida no estaba tan jodida etc. etc. Dos días después el chavo me contesto diciendo, que no me preocupara, que no me alterara que en realidad no habáa pensado en suicidarse, pero si no, ¿por qué quitó las cartas de su espacio?

Esto es lo que hay, la gente en este mundo esta estresada, vive con problemas ahogandolos hasta el cuello, con decepciones amorosas, cargando con los fantasmas de sus familiares muertos, todas estas situaciones los jala a un torbellino triste, como un agujero negro, que los confunde al grado de creer que suicidarse es lo mejor que puede pasarles; aunque hay muchas personas que estan en la misma situación y no se suicidan, buscan una salida favorable a sus problemas. La locura y desesperación estan tan a flor de piel en este mundo, que hemos visto suicidios masivos por creencias religiosas y sectarias; pactos de amor suicida y cosas de esa indole.

Yo no me suicidaría por ningún motivo, pero mi mente nunca ha llegado a un extremo de desesperación tan agudo y nunca me he metido a conocer los pensamientos o la mente de un suicida, algo ha de haber ahi que los orille a esa situación extrema y horrorosa, dejando lo único que realmente les pertenece en este mundo de mierda, su vida.

Aqui los dejo con la reflexión y con el video y la canción de Pearl Jam.

People are strange


Tengo una pequeña confesión al mundo, nada como si maté a un primo que me caía mal ni nada sobre esa habilidad sobrenatural de ver gente muerta, es algo más más sencillo aunque tiene su complejidad.

Estoy un tanto o un mucho loco, y voy a hablar sobre una de las cosas que mi locura me hace hacer. Es sobre la gente, hay gente que antes de conocerla me cae muy bien, a veces acierto, las personas resultan ser verdaderamente fascinantes, pero muchas otras veces resultan ser un fiasco, personas estúpidas y superficiales a las cuales en una circunstancia más corriente que común nunca jamás quisiera cruzar siquiera una sola palabra.

Otras veces hay personas a las que un solo hola salido de sus labios se me ha hecho tan falso, que nunca me hubiera imaginado que en la actualidad serían uno de mis mejores amigos.

Hay días que me enfado de la gente con tanta facilidad, que las evito aun así sean personas excelentes siento la necesidad de tomar un poco de aire lejos de ellos. Y hay veces que tengo necesidad de encontrarme con personas que pueden no ser grandes amigos mios, pero que me place estar en su compañia.

Otras veces, necesito personas que me pongan toda su atención aunque a veces lo único que necesito es que me ignoren y me dejen en paz.

Asi de loco estoy yo, necesito de la gente y puedo prescindir de ella, los recuerdo a cada momento o en un respíro se me olvidan. Quisiera ser más constante pero no lo soy, es mi naturaleza, ese tipo de gente soy yo.

¿Qué tan loco estás tú? ¿Qué tanto necesitas a la gente inútil, vividora e indiferente o qué tanto puedes prescidir de excelentes personas, amables y cariñosas?

We can be heroes… just for one day?


He hablado alguna que otra vez sobre el destino en algunos de mis blogs anteriores, pero hablar sobre ser, sentirse, estar en la posición de una persona, que pueda ser llamada un héroe, es un tema que me tocó a la puerta desde hace rato y no le abrí oportunidad hasta que quebró las ventanas de mi mente, asi que sentí que hoy era un día muy adecuado para hablar del heroismo.

Unas de las pautas que me llevaron a escribir sobre esto, son tres películas que vi ultimamente, “The thin red line”, “Taxi Driver” y “The Simpson’s”, de muy distintas maneras estas películas nos reflejan como las acciones que hacemos diariamente pueden ser heroicas sin que lo pensemos, podemos hacer algo espontáneo, tonto, cosas sin pensar y sin razón y que alguna que otra circunstancia te puede poner en el sitio del héroe sin que lo busques o cuando el fin de tu acto era realmente lo opuesto.

El mundo es loco e incoherente, eso llena de héroes y de villanos las calles que pisamos día a día, una persona puede pegarle a alguién y así evitar que lo atropellen; un niño puede hacer que su mamá lo siga corriendo y gritando por toda una cuadra y así hacer que no la roben; una persona puede dejar algo tirado y así alguién se tropezará en vez de caer por un precipicio.

Es raro lo fácil que alguien se puede convertir en el héroe de alguien más y no sentirse como tal, a veces las cosas que hacemos con esfuerzo no nos llevan a ningún lado y otras veces un acto trivial, hecho sin pensar puede llevar a alguien a salvar la vida o la esperanza de alguien más.

Una donación de sangre puede salvar una vida; incluso morir siendo donante puede convertirte en héroe y admiración de una persona que jamás te llegará a conocer.

Así que hay que tomar una encrucijada y decidir, si jamás le debemos restar importancia a lo que hacemos, puesto que puede salvar la vida de alguien o por el contrario no importarnos nada para que sea la mera coincidencia o suerte la que nos lleve a ser héroes de este mundo tan parco.

Casualidad, heroismo, héroe o heroina (no inyectada por favor), es algo que nunca se sabe hasta que ya pasó.

¿Yo qué puedo dar?


Dar es algo cercano a un don. Dar puede llenarnos de alegría o de tristeza. Presentar regalos nos acerca a las personas, demuestra estima, cariño, amor y cosas muy cercanas a la bondad.

Ayer me regalaron unas verdaderas obras de arte, los CD’s “Ten” (Pearl Jam) y “Rubber Soul” (The Beatles), entre otros CD’s pero, esos dos en especial me han hecho recordar grandes cosas y sentirme muy feliz.

Por eso pienso, lo mucho que nos cuesta regalar cosas, pero en especial amor, sonrisas, caricias, abrazos, cosas comunes y corrientes que no cuestan nada y que nos cuesta muchisimo ofrecer. Es increíble que haya miles de personas en la calle y en sus casas a las que nadie les da una señal de apoyo, una sonrisa, un abrazo un beso. Hay gente que se ve que arrastra grandes pesos y una sola sonrisa, sólo eso una sonrisa, puede hacerlos dichosos aunque sea por unos minutos.

Asi que te lo pido y te invito, si hoy sales a la calle, regalale una sonrisa, puedes hacerle mejor su mundo.

Como duele perder, como es increiblemente satisfactorio ganar.


Jueves de boliche, jueves de diversión para mis amigos y para mi, jueves no tan cobarde, si no más bien interesante, un jueves para soltar la bola y tumbar pinos, un jueves en el que por lo general perdemos y no nos importa, pero si ganamos festejamos como si hubieramos quedado campeones de la liga.

Este día me lleva a esa reflexión, ¿qué y cuánto vale ganar o perder? Para muchas cosas yo odio perder, me enojo, estallo en furia porque se que no debo ceder en las pocas cosas en las que soy bueno. Pero ganar, es un sentimiento raro, hay días en que debí ganar algo y no lo hize, hay días que lo único que esperaba ganar un agradecimiento y regresar arrastrando mi cobija a mi casa, caso contrario he ganado a gente que tenía más oportunidades y más deseos de ganar que yo.

Hay veces que ganamos cosas que no valen la pena y hay veces que perdemos cosas muy importantes. Hay veces en que tontamente nos molestamos por perder en una situación en la que no había posibilidad de ganar.

La vida es una competencia diaria, en la casa, en la escuela, en la calle, en el auto, en el trabajo, en el supermercado, en el tianguis, en todos lados queremos ganar algo, respeto, status, dinero, pero como una frase que leí el día de hoy en esas hojas que se desprenden de los calendarios, las personas que más trabajan algo o más se confian de conseguir algo, son las que más se equivocan, más problemas tienen y más pierden.

Asi que si tu también ves la vida como una eterna competencia, piensa antes de actuar, cuestiónate. ¿Vale la pena luchar por alcanzar, ganar algo? ¿Qué es lo que realmente gano o pierdo en tal o cual competencia o situación? No hay que ser neanderthales y pensar en ganar por ganar a costa de todo, siempre hay que ver que vale la pena.

Y sin embargo, que bien sabe ganar.