Domingo


Es domingo de nuevo,

otro domingo planificado,

a esta hora el desayuno,

a esta la comida,

después la misa,

después el día y el fin de semana se terminó,

El domingo es un día difícil con esa rutina,

a veces solo quiero que el día flote en el aire,

estar tirado en la cama y ver por la ventana el alba, el atardecer, el anochecer,

sin necesidad de nada,

sin responsabilidad,

sin metas,

que el tiempo se vaya entre las manos,

como un reloj de arena,

como estaba diseñado desde el principio,

que el séptimo día era para descansar.

Y ahora tengo las piernas cansadas,

la espalda cansada,

las rodillas adoloridas,

el peso constante en el corazón

y ese nudo en la garganta

y así a salir al sol,

a perderse entre la gente

y a titubear para que mañana,

me coma la rutina y el tiempo se me escape sin que sepa que he hecho con él.

Domingo,

sonaba bien al principio,

hoy es una rutina más.

Anuncios

Insensato


Hoy no supe nada de ti

y sinceramente ni quise saber,

se que te amo, pues mi corazón me lo ha dicho,

pero como tantos que pasaron por mi puerta,

eres otro amor prohibido,

otro amor tomado,

otro amor al que llegué tarde.

Aún no entiendo como siempre sigo ese patrón,

lo que no es para mi es lo que he de querer,

lo que no se puede tener es lo que muero por tener,

creo que moriré de insensatez antes de desamor.

Y mañana me levantaré con esta resaca de amor

y querré seguir en mis errores,

nada me puede ayudar aunque quiera,

cuando uno nace para estar equivocado,

es demasiada sensatez corregir mis pasos

y soy un insensato.

Otra noche, como todas las demás


No puedo evitar ser así,

siento todo,

el corazón le gana las partidas al cerebro,

no razono,

funciono a pura espontaneidad,

con arranques y locuras.

Te quería tanto y ahora te borré de mi vida,

aún así no te puedo olvidar,

borré esa foto tuya

y la extraño,

pero le dijiste algo a alguien más

y me dolió,

¡soy un idiota!

Si nunca te interesé David,

ni como amigo.

Otra noche en soledad,

otra noche de viejo matándose de arrepentimientos,

otra noche, como todas las demás.

Por ahora


Lo que no te da vida hay soltarlo,

hay que dejarlo ir.

Cambiar la convivencia y planes imposibles

por las historias fantásticas de algún escritor parece lo más sensato,

pues leer me deja correr,

sumergirme y perderme en mundos de alguien más que comparte con uno,

probablemente con locura y egoísmo,

pero es mejor perderse en esos laberintos,

distraerse un poco del mundo real en el que no me sale bien nada,

donde relacionarme ha resultado imposible

y donde cada vez me pierdo un poco más.

Las tristezas entre letras se diluyen

y si la imaginación subsiste,

probablemente no necesite nada más,

por ahora.

Escuchando otra música


Nunca lo entendiste,

probablemente no lo expresé bien,

pero te quise bien,

te quise querer lo mejor que pude,

porque leí tus libros,

vi tus películas,

vi tus series,

escuché tu música,

toda tu música,

la que me gustaba y la que no,

y tal vez no sabes que significa que yo cambie mi música por la tuya,

es mi más grande expresión de amor

y aún así no te quedaste,

ya no quisiste salir conmigo

y aunque creí morir,

sigo vivo

y esperaré a escuchar la música de alguien más.